QUIENES SOMOS

Masasam es una iniciativa que nació en 2007 dirigida por Mónica Santos y Sandra Maunac. Provenientes cada una de un perfil académico diferente, coincidieron en la necesidad de articular proyectos de comisariado que incorporaran sus dos áreas de especialización.

Sandra Maunac es licenciada en Historia y con un DEA en Estudios Internacionales y Africanos por la Universidad Autónoma de Madrid. Fue coordinadora del Departamento de Actividades Culturales y Programación de la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo en Sevilla. Trabajó también en El Cairo gestionando las relaciones externas del Egyptian Center for Culture and Art en el 2007, tras dos años de estancia en la capital egipcia. Igualmente formó parte de la organización del Festival de Cine Africano de Tarifa desde el 2005 hasta el 2010.

Mónica Santos es licenciada en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid y en Historia del Arte por la Universidad de York, UK. Desde el 2005 ha trabajado en galerías, ferias de arte, bienales y como comisaria independiente de exposiciones colectivas e individuales a nivel nacional e internacional. En 2009 y 2010 formó parte de la organización del Festival de Cine Africano de Tarifa, ocupándose de la dirección artística y las actividades paralelas.

Dos objetivos principales las llevan a construir sus diferentes propuestas curatoriales, por un lado intentar incorporar en la escena cultural otras presencias que representen y den cabida a otras realidades, otros imaginarios con el fin no sólo de conocer lo que en otras latitudes se esta creando sino también para replantear nuestra relación con el “otro”. De ahí que la mayoría de sus trabajos se hayan desarrollado con artistas provenientes tanto del continente africano como de Oriente Próximo. Por otro lado, a través de los trabajos articulados por estos artistas, por las problemáticas que subyacen en sus obras, Masasam busca poder desarticular las visiones predominantes sujetas a un discurso circular y cerrado e incorporar al contrario intervalos, disrupciones, cortes e interrogantes. Proyectos por tanto nunca cerrados, tanto en su propuesta visual como expositiva, sino siempre abiertos al cuestionamiento.