Objetivo Fisahara

Objetivo Fisahara

En «Objetivo FISahara» se tejen historias, se superponen narrativas y se entrecruzan las vidas de individuos que persisten en la idea que expresiones como la fotografía, la palabra escrita, o el cine todavía consiguen reflejar y transformar las múltiples realidades en las que sobrevivimos. 
No sólo se cuenta la historia de un Festival que, con mucho esfuerzo y tras seis ediciones, logra llevar cine a uno de los lugares más recónditos del planeta. Recóndito no sólo por su ubicación en el desierto, pero también por el olvido internacional y el destierro informativo en el que vive el pueblo saharaui, tras treinta años de exilio al sur de Argelia. Muros, el texto de Eduardo Galeano que sirve de hilo conductor de la exposición, pone de manifiesto de manera lucida la situación de injusticia que viven aquellos a quienes usurparon sus tierras y forzaron a vivir en campos de refugiados. El trasfondo político de este texto se combina con las imágenes cedidas por los seis fotógrafos Per Rueda, Sergio Caro, Joss Barratt, Manuel Fernández, Xavier Gil Dalmau y Casper Hedberg, y los realizadores Sergio Catá, Félix Piñuela, Javier Corcuera y Fernando León, que relatan sus propias historias atraídos por el reto que supone el festival, al que acudieron sin mas objetivo que el de documentar este evento épico.  Estas imágenes nos permiten sentir la arena, la proximidad y complicidad entre los que allí viven y los que allí viajan, el calor del sol, las proyecciones al aire libre en el frió nocturno, el rayo de luz en medio de la oscuridad desértica, la magia que sale de un generador y el conseguir lo aparentemente imposible. Imágenes que nos hablan de la capacidad de iluminar las caras de emoción, de risas o de llanto, algo que sigue siendo misterioso y esencial, algo que señala que todavía hay un enigma sagrado más allá del mero espectáculo, algo común a todos nosotros, algo que nos une en el arte, en ese silencio expresivo.

Esta exposición ha sido posible gracias al apoyo de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de San Sebastián y la productora Lotura Films.